Imponer diseño VS Reglas de seguridad en una cocina de lujo

Pasar por alto la ética de estructura y diseño para satisfacer caprichos de un cliente en la implementación de una cocina de lujo, es algo que como profesionista más vale pensarse 2 veces, porque los problemas de logística pueden ocurrir a la orden del día.

En esta publicación abordaremos algunos protocolos que se deben respetar SÍ o SÍ, anteponiendose a cualquier diseño o gusto excéntrico de nuestro cliente.

Modulación en todo momento

Diseñar una cocina de lujo no consiste únicamente en la unión y combinación de muebles, barras, estantes, gabinetes que logren estética y ergonomía; la realidad es que se debe seguir una lógica  y parámetros de construcción que logren una modulación adecuada, razonable y que satisfaga necesidades básicas de suministros y espacios.

La simetría en los módulos permitirá que el proyecto final logre un ahorro significativo en el presupuesto, por su práctica construcción  e instalación.

Consejo extra: Un mueble o electrodoméstico jamás debería estar entre 2 módulos, porque eso resta limpieza de diseño, y acarrea problemas de logística y funcionalidad.

Estructura de una cocina de lujo

Definir desde el principio del tipo de cocina que se trabajará, ahorrará muchos problemas para cualquier arquitecto. Las tipologías más usadas derivan de las estructuras: Lineales /  U / L.

Una vez determinada la estructura conforme gusto y espacio, se entiende y trabaja sobre la circulación y parámetros de seguridad (triángulo de seguridad), así se evitan flujos cruzados ante varias personas en la misma área, y ventilación, seguridad, y ergonomía serán factores 100% satisfechos.


Antes de proponer diseños complejos, rebuscados, te aconsejamos escuchar los valores reales que tu cliente busca, escuchar cómo desea fluir en su cocina y qué valor le da a este espacio en su vida diaria.

Recuerda que el experto eres tú, está en tus manos ofrecer diseños integrales, con larga vida y con el mayor ahorro posible.